5 Hábitos de Estudio: ¡Mejora tu aprendizaje!

Tener buenos hábitos de estudio puede hacer la diferencia entre que logres o no tus objetivos. Veamos 5 consejos para mejorar tus estrategias de estudio.

mejorar habitos de estudio

Todos hemos tenido problemas al momento de estudiar:

  • Problemas de concentración.
  • Distracciones constantes.
  • No entender lo que estudiamos.
  • Y no saber cómo crear hábitos de estudio saludables.

Este tipo de problemas han existido siempre, incluso cuando la única distracción que existía hace algunos años era la televisión.

En los tiempos que corren, en donde tenemos un sinfín de estímulos externos que nos "llaman a gritos" a prestarles atención, aprender ciertos hábitos de aprendizaje es fundamental y determinante para tu avance académico en la Universidad.

Si aprendes a tener organización y constancia en tu vida, además de controlar el uso de tus dispositivos electrónicos y te esfuerzas en lograr tus objetivos, no vas a tener problemas para desarrollar amor al estudio.

Veamos cuáles son las estrategias que más te recomiendo para estudiar de mejor forma y aprovechar al máximo tu tiempo.

¡No se trata de estudiar muchas horas!

Se trata de estudiar poco, pero con una concentración del 100%.

Antes de ver los hábitos, puede interesarte:

5 Ejemplos de Hábitos de Estudio para estudiantes... ¡Te ayudarán mucho en la universidad! 👇📚

La mayoría de las personas superan muchos obstáculos para lograr entrar a la Universidad y a la carrera que siempre quisieron.

Pero una vez dentro, hay que saber mantenerse.

Si no se tienen los hábitos de estudio necesarios, esto se dificulta mucho.

Por eso existe tanta deserción en las Universidades, porque muchos estudiantes, simplemente, no pueden mantener el ritmo de estudios que se les exige en la Educación Superior.

Aplica a tu vida estos hábitos y de seguro tu vida universitaria se te hará mucho más fácil y provechosa:

1) Toma un papel y lápiz y anota CUÁNDO vas a estudiar

El mejor hábito de estudio que puedes empezar a aplicar hoy mismo es tener un tiempo de estudio organizado.

Muchos estudiantes cometen el error de estudiar cuando necesitan hacerlo.

Esto no es lo óptimo, porque le están enseñando a su cerebro que estudiar es una obligación y que les está privando de hacer otras cosas que quizás preferirían estar haciendo.

Si por el contrario, sabes que tienes que estudiar todos los días de 4 a 5 de la tarde  (aunque no tengas nada que estudiar), en pocos días crearás el hábito de estudiar todos los días, aunque sea sólo una hora diaria.

Es importante que en el comienzo te pongas metas fáciles de cumplir. 

Es mucho mejor que digas "voy a estudiar 30 minutos todos los días" a que digas "desde hoy, me prometo estudiar 3 horas diarias".

De esta forma, cuando tengas que estudiar para un examen, tu cerebro estará entrenado para hacerlo, además, al haber estado repasando las materias todos los días, se te hará muchísimo más sencillo recordar los contenidos.

¿Te gusta la lectura? Revisa estos Llibros clásicos para leer gratis.

2) ¿Qué te cuesta más? Dedícale más tiempo a eso

Otro de los errores comunes que cometen a menudo los estudiantes de universidad (y escuela) es que dejan para el final las asignaturas más difíciles.

Existe un cierto "temor" de enfrentar las asignaturas que más les cuestan y por eso las postergan una y otra vez.

¡Tú tienes que hacer todo lo contrario!

Todos tenemos áreas en las que somos más débiles, y la única forma de superarnos es enfrentándolas (esto también aplica para situaciones de tu vida personal).

Si desde el principio le dedicas más tiempo a esa temática que te cuesta y que no te gusta tanto, con el tiempo la dominarás y sentirás la tranquilidad de que ya no es una amenaza para ti.

3) Primero estudia, después prémiate

Este es un gran hábito de estudio que prácticamente nadie aplica.

Es más, los estudiantes generalmente hacen lo opuesto.

Muchos esperan tener la "situación perfecta" para empezar a estudiar, esto significa:

  • Haber comido antes.
  • Haber jugado a sus juegos de consola favoritos.
  • Haber hecho todo lo que tenían pendiente.
  • Y recién ahí empezar a sentirse "cómodos" para empezar a estudiar.

Lo cierto es que debes hacer todo lo contrario.

Como dijimos antes, ponte metas fáciles.

  • Lo mejor que puedes hacer es decir: "voy a estudiar 30 minutos y me voy a enfocar 100% en los estudios, cuando termine, podré jugar a mi consola".
  • O: "cuando termine de estudiar, me voy a premiar comiendo una pizza, pero sólo puedo comerla si cumplo el estudio".

Los incentivos son estrategias de estudio muy útiles si se saben aplicar.

¡Comienza poco a poco y verás los resultados!

4) ¡Apaga esas notificaciones de Redes Sociales!

No te sientas culpable si te distraes muchísimo y te cuesta concentrarte en los estudios.

En la época en la que estamos viviendo, es la situación más esperables.

No tenemos sólo que apagar la televisión. Tenemos que preocuparnos de:

  • Olvidarnos de nuestro ordenador.
  • Televisión.
  • Consolas de videojuegos.
  • Apagar notificaciones de Instagram.
  • Apagar notificaciones de Facebook.
  • Apagar notificaciones de Twitter.
  • Y la lista podría seguir mucho más...

La tecnología tiene muchas ventajas pero una de sus principales desventajas es que nos hace perder la noción del tiempo y nos hace olvidarnos de nuestros deberes.

Hay personas que aseguran que pueden hacer "varias cosas a la vez", lo que en inglés se conoce como "Multitasking".

Pero lo cierto es que, si quieres rendir bien en los estudios, debes concentrarte en ellos en un 100%.

Lo único que te recomiendo "combinar" con tus estudios es una música relajante para estudiar, pero nada más.

Muchas veces, y por la cantidad de distractores que hay presentes en una casa común y corriente, lo recomendable es ir a una Biblioteca.

Estos lugares están pensados para estudiar y te aseguro que el tiempo que le dediques a los estudios en un sitio así, será 2 o 3 veces más provechoso que si dedicaras la misma cantidad de tiempo a estudiar en tu casa.

5) Pide ayuda

Si ves que no puedes avanzar con una materia específica, no hay nada de malo en pedir ayuda, ya sea a un compañero o a un tutor.

Estudiar con alguien más puede ser una buena idea si tienes problemas serios de concentración, porque el hecho de estar con alguien más los "forzará" a ambos a estudiar.

Preocúpate de juntarte con personas que dominen las áreas que a ti te cuestan más.

Y evita juntarte a estudiar con tus mejores amigos, porque en este tipo de juntas generalmente los estudios pasan a segundo plano y la entretención le gana al deber.

Este video te da más consejos sobre los hábitos de estudio que deberías empezar a aplicar

¡Esperamos que te hayan servido mucho estos consejos y los puedas aplicar a tu vida académica!

¡Comparte este artículo en tu Facebook o la Red Social que quieras para que más estudiantes conozcan y apliquen estos hábitos!

Deja tu comentario con tu Facebook 👇